Blog

Items filtered by date: Abril 2017

 

Oración antes de leer la Biblia

¿Qué haría Jesús en mi lugar?

«Tomad sobre vosotros mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y así hallaréis descanso para vuestras almas.» (Jesucristo. Mateo 11,28-30) 

«Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo» (Jesucristo. Mateo 25,40)
«Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo» (Jesucristo. Mateo 25,45)
«En esto todos reconocerán que ustedes son mis discípulos: en el amor que se tengan los unos a los otros» (Jesucristo. Juan 13,35) 

«El Amor de Cristo nos une» 

  • Misión: Dejarse Amar del Padre para amar a los hermanos.
  • Visión: «Amar como Jesús» (cf. Juan 15,12)
  • Principios: La Fe, la Esperanza y la CARIDAD.
  • Valores: Unidad y Fraternidad.
  • Filosofía: «El Amor de Cristo nos une»

La Fundación Siervos de Cristo es una Organización de la Sociedad Civil, sin ánimo de lucro, cuyo propósito es «trabajar para que el mensaje divino de salvación sea conocido y recibido por todos los hombres y en toda la tierra.» (Catecismo de la Iglesia Católica. Nro. 900)

«El Amor de Cristo nos une» ( siervosdeCristo.org + CasitaSanJose.org ) 

Oración después de leer la Biblia

 

Published in Blog

 

Oración antes de leer la Biblia

 

¡Viva Cristo Resucitado! «Encuentren la paz en mí.  Tengan valor, yo he vencido al mundo.» (cf. Juan 16,33)

 

«El Amor de Cristo nos une» ( siervosdeCristo.org + CasitaSanJose.org ) 

 

Oración después de leer la Biblia

 

Published in Blog
Sábado, 15 Abril 2017 22:26

«El Amor de Cristo nos une»

 

Oración antes de leer la Biblia

«El Amor de Cristo nos une»

 

  • Misión: Dejarse Amar del Padre para amar a los hermanos.
  • Visión: «Amar como Jesús» (cf. Juan 15,12)
  • Principios: La Fe, la Esperanza y la CARIDAD.
  • Valores: Unidad y Fraternidad.
  • Filosofía: «El Amor de Cristo nos une»

 

Los fundamentos que sustentan a los siervos de Cristo son:

 

  1. La Fundación Siervos de Cristo es una Organización de la Sociedad Civil, sin ánimo de lucro, cuyo propósito es «trabajar para que el mensaje divino de salvación sea conocido y recibido por todos los hombres y en toda la tierra.» (Catecismo de la Iglesia Católica. Nro. 900)
  2. Dios, que es Amor (1 Juan 4,8), es el centro y la fuerza para prestar un servicio amoroso.
  3. Escuchamos la Palabra de Dios y la ponemos en práctica (Lucas 11,28), viviendo y compartiendo la Alegría del Evangelio.
  4. Acogemos el Magisterio de la Iglesia Universal.
  5. «Por la CARIDAD a la FRATERNIDAD»
  6. «Solo los Amados, aman»
  7. «Sólo los libres, libertan»

 

 

Oración después de leer la Biblia

 

Published in Blog

 

Oración antes de leer la Biblia

 

Shema: «El que ama a Dios debe amar también a su hermano» (1 Juan 4,21)

 

«Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu espíritu, y a tu prójimo como a ti mismo» (Lucas 10,27)

 

28 «¿Cuál es el primero de los mandamientos?».

29 Jesús respondió: «El primero es: Escucha, Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor;

30 y tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, con todo tu espíritu y con todas tus fuerzas.

31 El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento más grande que estos».

(Marcos 12,28-31)

 

«Este es el mandamiento que hemos recibido de él: el que ama a Dios debe amar también a su hermano» (1 Juan 4,21)

 

Shema:

4 Escucha, Israel: el Señor, nuestro Dios, es el único Señor.

5 Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.

6 Graba en tu corazón estas palabras que yo te dicto hoy.

7 Incúlcalas a tus hijos, y háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas de viaje, al acostarte y al levantarte.

8 Átalas a tu mano como un signo, y que estén como una marca sobre tu frente.

9 Escríbelas en las puertas de tu casa y en sus postes.

(Deuteronomio 6,4-9)

 

Amarás a tu prójimo como a ti mismo. (Levítico 19,18)

 

«Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican» (Lucas 11,28) ( siervosdeCristo.org + CasitaSanJose.org ) 

 

Oración después de leer la Biblia

 

Published in Blog

 

Oración antes de leer la Biblia

 

Eucaristía primer Jueves de cada mes 7 pm Fundación Casita San José

(Confesión desde las 6:30 pm)

Pbro. Ricardo Arbeláez Hoyos, Sacerdote Salesiano.

Calle 51 No. 35-42
Medellín - Colombia
Teléfono: 217 07 57

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

http://casitasanjose.org 

 

«Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican» (Lucas 11,28) ( siervosdeCristo.org + CasitaSanJose.org ) 

 

Oración después de leer la Biblia

 

Published in Blog

 

Oración antes de leer la Biblia

 

Breve descripción de los libros de la Biblia

Fuente: La Biblia.  Sociedad Bíblica Colombiana.  Conferencia Episcopal de Colombia.

«Yo soy el Buen Pastor.  Mis ovejas reconocen mi voz y me siguen» (Juan 10,11-16.27)

 

ANTIGUO TESTAMENTO

 

PENTATEUCO:

 

GÉNESIS: Este libro de los “comienzos”, en sus primeros once capítulos hace una reflexión profundamente religiosa sobre el hecho de la creación del mundo y de la humanidad, sobre las relaciones de Dios y el hombre, así como de las razones por las cuales se introdujo el pecado en el mundo.  Y en los capítulos siguientes narra las historias de los patriarcas, desde la promesa de Dios a Abraham y a sus descendientes.

ÉXODO: El nombre Éxodo quiere decir “salida”.  Este libro narra el nacimiento, la vocación y la misión de Moisés y cuenta cómo Dios liberó a los Israelitas de una vida de penurias y esclavitud en Egipto.  Dios hizo un pacto (o alianza) con ellos y les dio leyes para ordenar y gobernar sus vidas.

LEVÍTICO: El nombre del libro se deriva de una de las doce tribus de Israel, Leví, y promulga todas las leyes y reglamentaciones concernientes a rituales y ceremonias.

NÚMEROS: Los israelitas vagaron por el desierto cuarenta años antes de entrar a Canaán “la tierra prometida”.  El nombre del libro se deriva de los dos censos levantados durante este tiempo en el desierto.  Al final se dan a conocer varios preceptos sobre la ocupación de la Tierra Prometida.

DEUTERONOMIO: Como recurso pedagógico propone tres discursos de despedida de Moisés poco antes de morir.  En ellos se repasan todas las leyes de Dios para los israelitas.  El nombre del libro viene de “repaso” o “segunda ley”.  Los capítulos finales contienen la designación de Josué como sucesor de Moisés en la conducción del pueblo hasta la Tierra Prometida.

 

LIBROS HISTÓRICOS Y NARRATIVOS:

 

JOSUÉ: Josué, sucesor de Moisés, fue el líder de los ejércitos israelitas en sus victorias sobre sus enemigos los cananitas.  El libro termina con la repartición de la tierra entre las doce tribus de Israel.

JUECES: Narra la vida y los hechos más significativos de algunos de los jueces de Israel.  Los israelitas a menudo desobedecían a Dios y caían en manos de países opresores.  Se arrepentían y Dios les enviaba jueces para librarlos de la opresión.  Es la historia del período contenido entre la muerte de Josué y la judicatura de Samuel.

RUT: Contiene la encantadora historia de una familia del tiempo de los Jueces.  La moabita Rut, peregrina con su suegra Noemí, se dedica a ella con amor y dulzura y merece así bendiciones particulares en la historia de la salvación.

1 SAMUEL: Samuel fue el líder de Israel en el período comprendido entre los Jueces y Saúl, el primer rey de Israel.  Cuando el liderazgo de Saúl falló, Samuel ungió a David como rey.

2 SAMUEL: Bajo el reinado de David la nación se unificó y se hizo fuerte, pero después de los pecados de David, adulterio y asesinato, sufrieron mucho tanto la familia como la nación.

1 REYES: Este libro comienza con el reinado de Salomón en Israel.  Después de su muerte el reino se dividió a consecuencia de la guerra civil entre el norte y el sur, dando como resultado el nacimiento de dos naciones: Israel en el norte y Judá en el sur.

2 REYES: Israel fue conquistada por Asiria en el 721 a.C.  Judá por Babilonia en el 586 a.C. Estos eventos se consideran como castigo al pueblo por desobedecer las leyes de Dios.

1 CRÓNICAS: Este libro comienza con las genealogías de Adán hasta David y luego repite las glorias y los incidentes del reinado de David.

2 CRÓNICAS: Este libro cubre el mismo período que 2 REYES pero con énfasis en Judá, el reino del sur, y sus gobernantes.

ESDRAS: Después de estar cautivo en Babilonia por algunas décadas, el pueblo de Dios retorna a Jerusalén.  Al período que entonces se inaugura se le llama “post-exilio”.  Uno de sus principales líderes fue Esdras.  Este libro relata una emotiva renovación de la alianza con Dios y contiene el reto que Esdras propuso al pueblo para que siguiera y honrara la ley de Dios.

NEHEMÍAS: Después de que el templo fue reconstruido, también lo fue la muralla de Jerusalén.  Nehemías fue quien dirigió esta empresa animando extraordinariamente a todo el pueblo de Dios.  También trabajó con Esdras para restaurar el fervor religioso del pueblo, que sigue siendo depositario de las promesas de Dios.

TOBÍAS: Conocido también como libro de Tobit, narra ejemplarmente el drama de un israelita piadoso que pierde sus bienes y se queda ciego, pero que recupera su fortuna y la vista gracias a la intervención del ángel Rafael.

JUDIT: Este libro narra ejemplarmente cómo Dios se vale de una mujer para salvar a su pueblo de una gran calamidad que lo amenaza.  Es la personificación del pueblo de Dios, perseguido y desesperado.  El celo de Judit, una mujer, vale más que un ejército porque Dios, y no los hombres, es quien conduce la historia.

ESTER: Este libro relata la historia de una reina judía de Persia, que se enfrentó a un complot para destruir a sus compatriotas y así los libró a todos de ser aniquilados.  La traducción griega de ESTER contiene algunas adiciones que acentúan el contenido religioso del libro y mencionan varias veces el nombre de Dios, que estaba ausente del texto hebreo.

1 MACABEOS: Relata la rebelión y la lucha del sacerdote Matatías y de sus hijos (los Macabeos o Asmoneos) contra el rey perseguidor del pueblo elegido.

2 MACABEOS: Es una obra paralela a la anterior y más restringida, centrada en torno a la figura de Judas Macabeo.

LIBROS POÉTICOS Y SAPIENCIALES:

 

JOB: La pregunta: “¿por qué sufren los inocentes?” es tratada en esta narración ejemplar.

SALMOS: Estas 150 oraciones e himnos fueron usados por los hebreos para expresar su relación con Dios y sirven a los cristianos para su oración personal y comunitaria.  Cubren todo el campo de las emociones humanas: desde la alegría hasta la furia, de la esperanza a la desesperación.

PROVERBIOS: Este es un libro de dichos sabios, de enseñanzas éticas y de sentido común acerca de cómo vivir una vida recta.  Sabiduría práctica que desciende hasta los detalles de la vida de cada día.

ECLESIASTÉS: En su búsqueda de la felicidad y del sentido de la vida, este escritor, conocido como “el predicador” o “el filósofo”, hace preguntas que aún están vigentes en la sociedad de hoy.

CANTAR DE LOS CANTARES: Estos poemas describen el gozo y el éxtasis del amor.  Simbólicamente ha sido aplicado al amor de Dios por Israel, al amor de Cristo por la Iglesia y al amor de Jesús por cada alma.  Muchos santos y santas han descubierto en su simbología verdaderas profundidades del amor divino.

SABIDURÍA: Este libro sapiencial exalta las excelencias de la sabiduría y da una serie de instrucciones para ordenar rectamente la vida.  Tales instrucciones se refieren no sólo a los individuos sino también a la sociedad.

ECLESIÁSTICO: Un sabio israelita, en un estilo semejante al de Proverbios, comunica en este libro el fruto de sus experiencias, estudios y reflexiones.  Escrito originalmente en hebreo, fue conservado durante muchos años solo en su versión griega.  Su finalidad es la enseñanza de la sabiduría, es decir, los medios para hallar la felicidad en la relación con Dios.

LIBROS PROFÉTICOS:

 

ISAÍAS: El profeta Isaías trajo el mensaje del juicio de Dios a las naciones, señaló a un futuro rey, como David, y prometió una era de paz y de tranquilidad.  Este libro contiene las profecías de tres grandes profetas: Isaías I (capítulos 1 al 39), Isaías II (capítulos 40 a 55) e Isaías III (que posiblemente recoge la predicación de varios profetas de la misma escuela, entre los capítulos 56 y 66).  En este libro se encuentran las profecías del Siervo Doliente, impresionantes en su relación con la Pasión de nuestro Señor Jesucristo.  Y concluye el libro con un universalismo de la misión de la Iglesia Católica.

JEREMÍAS: Mucho antes de que Babilonia destruyera a Judá, Jeremías predijo el justo juicio de Dios.  Aunque su mensaje era mayormente acerca de la destrucción, también habló del nuevo pacto con Dios, anunciando que no sería una alianza con mandatos externos sino grabada en los corazones de los creyentes.

LAMENTACIONES: Tal y como Jeremías había predicho, Jerusalén cayó cautiva en Babilonia.  Este libro canta cinco “lamentos” por la ciudad caída, que expresan en la forma más conmovedora el amarguísimo dolor del profeta.  El dolor de la caída de la ciudad santa es símbolo del dolor del creyente ante la temible posibilidad de la caída y de la ofensa a Dios nuestro Señor.

BARUC: Este libro quiere infundir un sincero espíritu de conversión a Dios y recuerda a los israelitas que la verdadera sabiduría está en cumplir la voluntad de Dios expresada en su ley.  La Carta de Jeremías, que es un apéndice añadido al libro, previene a los que viven en el destierro contra los peligros de la idolatría.

EZEQUIEL: El mensaje de Ezequiel fue dado a los judíos cautivos en Babilonia.  Ezequiel usó historias y parábolas para hablar del juicio, la esperanza y la recuperación de Israel.  Tiene pasajes que se han empleado ampliamente en la educación de los cristianos en la fe.

DANIEL: Daniel se mantuvo fiel a Dios aun enfrentando muchas presiones estando cautivo en Babilonia.  Este libro incluye las visiones proféticas de Daniel.  Las antiguas traducciones griegas de Daniel añaden al final los relatos que ridiculizan el culto a los falsos dioses.

OSEAS: Oseas usó la lección de su dedicación a su esposa, aun enfrentando su infidelidad, para ilustrar el sentido del adulterio que es el pecado que Israel había cometido contra Dios, y cómo el amor fiel de Dios por su pueblo nunca cambia.  Los acentos de su predicación son ecos del amor ofendido de Dios que siempre espera complacerse en el retorno de quienes se han separado de su amor eterno.

JOEL: Después de una plaga de langostas, Joel amonesta al pueblo para que se arrepienta.  Y les anuncia el “día del Señor” y el juicio de las naciones.

AMÓS: Durante un tiempo de prosperidad, éste profeta de Judea predicó a los ricos líderes de Israel acerca del juicio de Dios; insistía en que pensaran en los pobres y oprimidos antes que en su propia satisfacción.

ABDÍAS: Abdías profetizó el juicio a Edom, un país vecino a Israel.  Anuncia la restauración de Israel por intervención de Dios.

JONÁS: Relato teológico para mostrar cómo la obra de Dios se lleva a cabo a pesar de las reticencias de los humanos.  Jonás no quería predicar a la gente de Nínive, que era enemiga de su propio país.  Y cuando finalmente, a regañadientes, llevó el mensaje enviado por Dios, sus habitantes se arrepintieron y obtuvieron el perdón divino.

MIQUEAS: El mensaje de Miqueas a Judá era de juicio, a la vez que de perdón, esperanza y restauración.  Especialmente notable es un versículo en el que resume lo que Dios requiere de nosotros (6,8).

NAHÚM: Nahúm anunció que Dios destruiría al pueblo de Nínive por su crueldad en la guerra.

HABACUC: Este libro presenta un diálogo entre Dios y Habacuc sobre la justicia y el sufrimiento.

SOFONÍAS: Este profeta anunció el día del Señor, que traería juicio a Judá y a las naciones vecinas.  Ese futuro día sería de destrucción para muchos, pero un pequeño remanente, siempre fiel a Dios, sobreviviría para bendecir al mundo entero.

AGEO: Después de que el pueblo volvió del exilio, Ageo recordó que era necesario darle prioridad a Dios y reconstruir el Templo antes que sus propias casas.

ZACARÍAS: Al igual que Ageo, Zacarías instó al pueblo a reconstruir el Templo, asegurándole la ayuda y bendiciones de Dios.  Sus visiones apuntaban hacia un futuro brillante.

MALAQUÍAS: Después del retorno del exilio, el pueblo llegó de nuevo a descuidar su vida religiosa.  Malaquías trató de inspirarlos de nuevo hablándoles de “el día del Señor”.

NUEVO TESTAMENTO

 

EVANGELIOS:

 

SAN MATEO: San Mateo narra la historia de Jesús desde su nacimiento hasta su resurrección y pone énfasis especial en las enseñanzas del Maestro.  Este Evangelio cita muchos pasajes del Antiguo Testamento.  De esta forma es atractivo al auditorio judío ante el que presenta a Jesús como el Mesías prometido en las escrituras hebreas.

SAN MARCOS: San Marcos escribió un Evangelio corto, conciso y lleno de acción.  Su meta era profundizar en la fe y en la dedicación de los creyentes de la comunidad para la que escribía.

SAN LUCAS: En este Evangelio se enfatiza cuán al alcance de todos está la salvación de Jesús.  El evangelista lo hace describiendo a Jesús en contacto con la gente pobre, con los necesitados y con los que viven rechazados por la sociedad.  San Lucas es quien más datos trae acerca de la infancia de Jesús.  Ha sido llamado “el Evangelio de la Misericordia”.

SAN JUAN: El Evangelio de San Juan, por su forma, se coloca aparte de los otros tres.  Se reconoce por su profundidad desde el extraordinario prólogo que anuncia la Encarnación de la Palabra que es Dios.  San Juan organiza el mensaje enfocándolo en siete señales que apuntan a Jesús como Hijo de Dios.  Su estilo literario es reflexivo y lleno de imágenes y figuras.  El sexto capítulo es profundamente eucarístico.  En 20,20-23 recuerda la institución del Sacramento de la Confesión.

NARRATIVOS:

 

HECHOS DE LOS APÓSTOLES: Este libro comienza con una descripción sintética de los cuarenta días previos a la Ascensión de Jesús.  Narra brevemente la Ascensión y luego describe los acontecimientos de Pentecostés y el inicio de la predicación apostólica, con la multitud de conversiones que la siguió.  Este libro fue escrito por San Lucas como complemento a su Evangelio y relata eventos clave en la historia y trabajo de la Iglesia cristiana primitiva y cómo se propagó la fe en el mundo Mediterráneo de entonces.

CARTAS PAULINAS:

 

ROMANOS: En esta importante carta, San Pablo escribe a los romanos acerca de la vida en el Espíritu, que es dada por la fe, a los creyentes en Cristo.  El Apóstol les reitera la gran bondad de Dios y les declara que, a través de Jesucristo, Dios nos acepta y nos libra de nuestros pecados.

1 CORINTIOS: Esta carta trata específicamente con los problemas que estaba enfrentando la Iglesia de Corinto: disensión, inmoralidad, problemas de forma en las reuniones litúrgicas y confusión acerca de los dones del Espíritu.  Destaca con claridad meridiana la tradición por la cual recibió el mandato de celebrar la Eucaristía.

2 CORINTIOS: En esta carta San Pablo escribe sobre su relación con la Iglesia de Corinto y los efectos que algunos falsos profetas han producido en su ministerio.  Contiene instrucciones diversas para el bien de la comunidad y para la gran colecta que Pablo hizo a favor de los pobres de Jerusalén.

GÁLATAS: Esta carta expone la libertad del creyente en Cristo, con respecto a la ley.  Pablo declara que por la fe en Cristo todos los creyentes son reconciliados con Dios.

EFESIOS: El tema central de esta carta es el propósito eterno de Dios: juntar de muchas naciones y razas a la Iglesia Universal de Jesucristo.

FILIPENSES: El énfasis de esta carta es sobre el gozo que el creyente en Cristo encuentra en todas las circunstancias de la vida.  San Pablo la escribió estando en la cárcel.

COLOSENSES: En esta carta San Pablo les dice a los creyentes de Colosas que hagan a un lado sus supersticiones y que pongan a Cristo en el centro de sus vidas.

1 TESALONICENSES: San Pablo da consejos a los cristianos de Tesalónica en cuanto al regreso de Jesús al mundo.

2 TESALONICENSES: Como en su primera carta, San Pablo habla del retorno de Jesús al mundo.  También trata de preparar a los creyentes para la venida del Señor.

1 TIMOTEO: Esta carta le sirve de guía a Timoteo, un joven Obispo de la Iglesia primitiva ordenado por el mismo Apóstol.  San Pablo le da consejos sobre la predicación y el culto sagrado, sobre su propio ministerio y sobre las relaciones dentro de la Iglesia.

2 TIMOTEO: Es ésta la última carta escrita por San Pablo.  En ella lanza un último reto a sus compañeros de trabajo.

TITO: Tito estaba prestando sus servicios como Obispo en Creta.  En esta carta San Pablo le aconseja cómo ayudar a los nuevos cristianos.

FILEMÓN: Filemón es instado a perdonar a su esclavo, Onésimo, quien había tratado de escaparse; también a aceptarlo como un amigo en Cristo.

HEBREOS: Esta epístola exhorta a los nuevos cristianos a ir más allá de los rituales y ceremonias tradicionales y a darse cuenta de que en Cristo todas han encontrado su cumplimiento.

CARTAS APOSTÓLICAS:

 

SANTIAGO: Santiago aconseja a los creyentes a poner en práctica sus creencias y además ofrece ideas prácticas de cómo vivir su fe.  Algunos pasajes profundamente sociales llaman fuertemente la atención del cristiano sobre sus deberes para con los pobres.

1 SAN PEDRO: Esta carta fue escrita para confortar a los primeros cristianos que estaban siendo perseguidos por causa de su fe.  Por su riqueza de contenidos algunos la consideran una homilía bautismal.

2 SAN PEDRO: En esta carta San Pedro advierte a los creyentes sobre los falsos maestros y los estimula a seguir leales a Dios.  Menciona la dificultad de la lectura de algunos textos de Pablo.

1 SAN JUAN: Esta carta, profundamente teológica, explica verdades básicas acerca de la vida cristiana con énfasis en el mandato de amarse unos a otros.

2 SAN JUAN: Esta carta, dirigida a “la señora escogida y a sus hijos” advierte a los creyentes sobre los falsos maestros.

3 SAN JUAN: En contraste con su Segunda Carta, ésta habla de la necesidad de recibir a aquellos que predican a Cristo.  Parece reflejar difíciles sufrimientos pastorales de Juan.

SAN JUDAS: Judas advierte a los creyentes sobre la mala influencia de personas ajenas a la hermandad de los cristianos.

APOCALIPSIS:

APOCALIPSIS: Este libro, atribuido a San Juan y dictado hacia el final del Siglo I d.C., fue escrito para alentar a los creyentes que estaban siendo perseguidos y para afirmar su fe en que Dios cuidaría de ellos.  Usando símbolos y visiones, el escritor ilustra el triunfo del bien sobre el mal y la creación de una tierra nueva y un cielo nuevo.  Es libro de profunda esperanza.  Su simbología resulta un poco compleja para el lector actual así que se aconseja buscar un poco de ayuda para una mejor comprensión.

 

 

«Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican» (Lucas 11,28) ( siervosdeCristo.org + CasitaSanJose.org ) 

 

Oración después de leer la Biblia

 

Published in Blog

Nosotros

Contacto

Sigifredo de Jesus Rojas Lopera

Medellín - Colombia

siervosdecristo.org@gmail.com